Seguir y seguir

 

Seguir y seguir.
Por: Ing. Dionisio de la Torre, Jr
Miami, Julio 31, 2014.

 

Quiero saludar y darle las gracias a muchos amigos que me han mostrado su solidaridad y aprecio ante lo que trato de ser una campaña contra hombre decentes y honestos, que pese a sus errores e imperfecciones han dado parte de su vida a luchar por la democracia y la liberta de Cuba, gracias amigos por no permitir que las mentiras se adueñen de la realidad y sobre todo por ayudarnos a seguir, pues sabemos que hemos andado y que andamos por un camino que no todos comparten y que no todos están dispuestos a seguir.

Sentados a la vuelta de la esquina, algunos amigos entre sorbos de café me dicen: ¿Cómo es posible que tu sigas en esto?, ¿tú no te cansas de tantos descarados arrimados a la chupeta cubana?, desde que éramos unos muchachos tu estas en esto, ¡coño viejo cógela suave, compay! Solo me queda sonreír al verlos cuidándome tanto, ¿Qué les puedo decir? Son gente que me quieren y me quieren gratis, pues nada les he dado ni nada les debo, pero de una forma u otra yo hago o hice lo que ellos no han podido hacer por mil razones, pero me han apoyado a mí y mis otros amigos y ya eso sobra para respetarlos.

Como voy a parar ahora que el tiempo me ha dado la razón, no es que ellos (los castrista) están perdidos, no es que estén de rodillas pidiendo perdón, pues no lo van a hacer, pero la historia los ha ido llevando a desmontar la entelequia que el barbudo senil armo y que su hermano para poder mantenerse en el poder esta lentamente tirando a la basura, pero no para que los cubanos vivan mejor, sino para como parte del “cambio” anunciado, cambiar el yugo o el collar, quizás engrasarlo con unos pesos más, pero al final sigue la cadena en el tobillo del esclavo. Como puedo parar de denunciar el atropello y el crimen de mi pueblo.

Muchos con el tiempo han ido dejando a la orilla del camino muchas penas, sufrimientos y amigos muertos en esta demasiada larga lucha donde el mundo no solo nos abandono, se puso de lado del tirano, muchos ya cansados o viejos han permitido que la apatía los muerda como perro rabioso y no quieren saber nada de Cuba, algunos han olvidado hasta quien les escupo la cara, yo trato de olvidar a mis enemigos, pero no olvido sus nombres, para que no me vuelvan a empujar, yo no me canso, pues el día que eso suceda admitiría que los enemigos de la paz, la justicia, el amor y la democracia han ganado y eso nunca va a suceder.

A esos que la apatía les pasa la lengua por los tobillos, les pido que pateen con fuerzas, que le den en la cara a esa culebra que entierra pueblos y se convierten en cómplices de los poderosos esclavizadores de hombres e ideas. Quizás los que han luchado por una Cuba mejor hayan perdido muchas batallas, quizás las espaldas dobladas por el tiempo y las penas todavía estén fuertes para cargar la dignidad de un pueblo que siempre quiso ser libre, aunque veamos a muchos que solo les importa sus barrigas y sus bolsillos, seguiremos y no queremos seguir solos, te queremos a ti y los tuyos junto a los que solo quieren lo mejor para la patria de los cubanos.

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment