Se ha gastado mucho en educacion y no en educar.

Se ha gastado mucho en educación y no en educar.
Por: Ing. Dionisio de la Torre, Jr.
Miami Febrero 7,2014.

 

Muchas veces sentado en mí terraza en un balance que dicen lo trajeron de Cuba como parte de una balsa que llego vacía (eso fue lo que me dijeron y como estaba bueno y regalado el balance me lo lleve conmigo), sentado en silencio, tratando de meditar y encontrar respuestas a tantas preguntas, muchas veces también me quedo dormido tratando de meditar, pero otras no y tristemente casi nunca encuentro respuestas que me satisfice o la respuesta ya todos lo conocen.

Por más de 50 años hemos escuchado la cantaleta de la incultura y la ignorancia, nos decían y dicen de los millones de analfabetos que existan en nuestro país, nos hablan y hablan y hablan como disco rayado de los abusos, injusticias, corrupción y cuanta cosa mala andaba suelta por los llanos y calles de Cuba, nos dicen tranquilamente sin reparar en la historia que todo lo bueno comenzó en 1959, que antes de esta fecha la sociedad cubana era un hueco donde todo el que pasaba se agachaba y dejaba la muestra, nos dicen cosas como si hubiesen quemado todos los libros, quemaron algunos, pero no todos, nos hacen historia de tiempos tan cercanos que todavía quedan personas vivas que dan testimonio de una Cuba diferente a la que cuentan los castroesbirros  servidores del odio y la envidia.

Me vienen a veces recuerdos, sentado en mi balance como cuando nos decían que en Cuba existían más de 100 mil equipos pesados, lo dijo Carlos Rafael Rodriguez por el año 1976 entonces uno de los grandes del Buro Político y viejo comunista vividor de todos los gobiernos anteriores al desgobierno de Fidel, ¿Qué les parece el numero que dio?, grande, pequeño, les diré lo que siendo un estudiante de ingeniería mecánica me vino a la mente cuando escuche esa parte del discurso leído por el Secretario de Propaganda del Comité de Base de la UJC de nuestra aula (no pondré su nombre porque anda por aquí exiliado también y es mejor que este aquí y no allá haciendo daño a los infelices, por lo menos aquí ha tenido que trabajar como un burro,<lo que era>), al escuchar eso me dije: Cuba tiene 110 mil kilómetros cuadros de superficie, teniendo en cuenta los cayos, lagunas, lomas, ciudades, ríos, bateyes y cuanta cosa este posada sobre lo que conocemos como Cuba, entonces en cualquier momento te arrolla un tractor o una combinada, una aplanadora o un camión de minas, una carro cisterna o una grúa, un tres cabito o una buldócer en fin cualquier equipo pesado, pues si Cuba tiene 110 ml Km cuadrados y existen 100 mil equipos  pesados, pues este es el país más ineficiente del mundo, o los ingenieros mas estúpidos del universo, porque por cada Km cuadrado tenemos un camión parqueado o tragando combustible y de producción, nada de nada. Claro la respuesta Ud. la sabe, no son los ingenieros estúpidos, es la ineficiencia de los comunistas que siempre va acompañada de otras cosas peores o la mentira, la terrible mentira con que nos vendían un sueño tornado en pesadilla.

Sobre el cuento de la educación, si porque cuento es, porque no todos  pueden ni quieren ser profesionales, ni técnicos, ni especialistas, algunos simplemente no le gusta el estudio y le gustan los oficios y otros no le gusta nada que tenga que ver con el estudio y menos con el trabajo, que por más que le ofrezcas y le empujes, aunque lleguen, no salen y si salen, salen malos y cuando pueden, vuelan a lo que le gusta, ¿no hemos visto médicos convertidos en cantores e ingenieros en músicos o albañiles?, pues nada el cuento de los millones de analfabetos que existían antes de 1959, por ahí andaba, es cierto no todos podían leer y escribir, es cierto hacían falta más escuelas, pero no para que todos tuvieran que aprender sino para que todos tuvieran la oportunidad y no la obligación de poder ir a una escuela a aprender; pregunta, ¿ de qué ha valido tanta educación y formación de técnicos y profesionales en más de 50 años de castrismo?, no me vengan ahora con respuestas fáciles y sentimentales, cuando Cuba estaba llena de analfabetos como dicen los comunistas, habían más de 163 centrales azucareros y sobraba el azúcar , hoy quedan menos de 30, el transporte público eran ómnibus modernos, no camellos ni camiones de carga, cuando el pueblo no sabía leer y era explotado, la gente ganaba $1200.00 al año hoy no llega a $600.00 dólares los profesionales, en esa época terrible de esclavitud se producían 6 millones de toneladas de azúcar en unos meses, ahora con miles de técnicos e ingenieros no llegan al millón de toneladas, pese a todo y las crisis se comían 72 libras de carne al año ahora no llega ni a 12. Señores para no ampliar mucho más los profesionales que se gradúan hoy en Cuba en un año son casi más que los que se graduaron en toda la vida republicana  de Cuba, ¿Cómo es posible que con tanta sapiencia socialista no se produzca para mantenerse y exportar?, ¿sería mejor tener un país lleno de analfabetos como dicen los comunistas para producir más?, respondan Uds. porque yo no lo entiendo.

La lista sería muy larga y ya empiezo a cabecear, el balance me vence al igual que el tiempo y como dije, Uds. saben las respuestas a estas preguntas o ideas que en mi mente aun joven afloran; triste es ver como la miseria ha llegado hasta lo más recóndito del cerebro de los cubanos, ha llegado tan lejos y profundo que muchos justifican el desastre económico como si fuese un accidente o desastre natural, que decir de la política donde el pensar diferente o cuerdamente diría yo, te convirtió y convierte en enemigo de la Patria y justifican los abusos de poder; que decir de  la pobreza mental  tan estimulada al máximo exponente, donde muchos que escapan no ven la causa política a la miseria económica y a la dependencia creada para controlarlos aun cuando han salido del paraíso proletario y siente una atracción febril de regresar, no a ver a la familia mantenida por ellos, familias que salen a las calles a gritar y maltratar a los opositores sin recordar que sus parientes viven en el exilio, es tan fuerte la penetración mental que los escapados van a vacacionar y gastar sus dineros y sus sellos de alimentos en Cuba para mantener a los mismo que una vez los explotaron y si le preguntas ¿ por qué vas tanto y seguido?, te dicen simplemente como mostrando que sus cabezas son botellas vacías: lo mío no es la política, lo mío es garantizar a la pura, la misma pura del comité, de la federación o miliciana, la misma que sale a dar gritos y vivas a Raúl( claro existen excepciones y no se puede exagerar).

Así vamos y hemos ido y vuelto varias veces, ellos allá, corrigiendo errores, que luego se repiten o se magnifican, pero siempre cascando al enemigo y no a sus propios errores, culpando a un pasado que como todo pasado sirve para aprender, pero como en la educación, solo aprenden los interesados y no los forzados a aprender. Nosotros también hemos cometido errores, pero lo hemos pagado o lo estamos pagando y seguiremos pagando, pero tratamos de reconocerlos, mejorarlos, vencerlos y superarlos, por eso hemos triunfado y un grupito (como nos dicen ellos) aun los tenemos comiendo de la mano y preocupados, aunque no lo quieran reconocer, si no que cierren la frontera como hicieron cuando los rusos mandaban  a ver qué pasa.

Son tantos los cuentos que nos han contado que ya los contadores de cuentos se están acabando, las verdades están saliendo desde hace tiempo, pero el tiempo es el mejor maestro aunque solo aprenden los que quieren aprender como dije anteriormente, como conclusión les diré lo que me comento un amigo que leyó este amontonamiento de ideas ante de traérselos a Uds. me dijo: Compadre entonces para que exista comida en Cuba hace falta gente bruta. Le dije: Creo que si o al menos eso es lo que las estadísticas revolucionarias nos muestran, entonces me dijo, ya se cual es el problema, le digo: ¿Cuál?, me dijo tranquilamente, se ha gastado mucho en educación y no en educar.

 

Los invitamos a escuchar: Radio Cuba Libre Internacional.

 

 

 


 

 

 

Leave a Comment