Pese a los cubanos

                     cubaaaa

Pese a los cubanos.
Por: Ing. Dionisio de la Torre,Jr.
MIami, Diciembre 19, 2011.

Hemos vivido suficiente para haber conocido cuan largo es el camino hacia la democracia en Cuba y todavía al cabo de 53 largos años todavía queda mucho por recorrer aunque muchos dicen que el triunfo esta al doblar de la esquina, lo que sucede es que esa esquina a doblar pertenece a una calle muy larga y que muchos se han encargado de hacerla más larga y cuesta arriba.

Quizás Uds. se pregunten a que viene todo esto en estos días que se acaba el año, donde todos de una forma u otra están preparando para celebrar la Navidad, el Fin de Año y preparándose para un año por venir, pero que viene mas cargado de problemas, dificultades y dolores, que de alegría y felicidad, podemos afirmar todo esto sencillamente porque la economía, las ambiciones políticas y el poco liderazgo solo son indicadores de más tristes noticias que buena.

Respecto a Cuba, creo que todo continuara su curso hacia un desmoronamiento social, político, económico, cultural, moral y general de una forma que nadie se dará cuenta de que está sucediendo, todo esto ocurrirá de la manera más silenciosa e inadvertida del mundo y tomara por sorpresa un día, encontrar una nación sin gobernantes, sin generales ni coroneles, de repente como la antigua enfermedad que llevaba a muchos al cementerio, ¿de qué murió María?  Murió de-repente, era la respuesta. Así sucederá, un día que como la pared pintada que vimos al nacer y con el tiempo y el abandono se fue descolorando y perdiendo el revestimiento y al final se podía ver los ladrillos desnudos, sujetos por obra divina, así está pasando en Cuba, como la pareja que se han puestos viejos juntos y no se ven las arrugas de los parpados ni la doble de la espalda, así será, porque ya está pasando. Un día amanecerá Cuba sin policías, ni gente que maltrate, ni cubanos que delaten, ni opositores que no se oponen.

Cuba como la novia de ayer, esposa de hoy y viuda de mañana, ¿por que para que vamos a estar aquí si lo que viene es tan feo? Y así lo digo para que no piensen que cuando ese día llegue y recuerden que vamos cuesta arriba por una calle muy larga, donde la esquina no se ve para poderla doblar, cuando ese día llegue, pese a los mismos cubanos, si los mismos cubanos que por lucir bonitos en la prensa, para que hablen de ellos, para que los recuerde la historia se han pasado sus puercas vidas caminando sobre las cabezas de los que lo dieron todo, lo triste es que muy pocos se lo dijeron en sus caras, y permitieron sus abusos, pese a esos cubanos expertos en todo, pero sobretodo en halar al que va subiendo, apartar a los que avanzan, empujar a los que dicen las verdades como saetas, pese a ellos algún día todo cambiara, quizás mas por el producto del cansancio de un régimen que no se renueva que por el empuje de los que quieren la democracia, pues los de afuera, afuera están y poco le dejan hacer, pues cuando hacen los persiguen y los cubanos expertos no ceden sus puestos y no se ponen a un lado a la vera del camino para permitir la sangre nueva encausarse bajo la guía de los ya llenos de ganas, pero no de fuerzas, más por el propio abandono el cambio llegara, pues los de allá, los pocos que hacen les sucede igual, se oponen a algo, pero no dicen que quieren en cambio, los opositores, los pocos, quieren un cambio, pero ¿Qué cambio?, ¿hacia dónde y que dirección?.

Cuba como la pared pintada fresca cuando nacimos y que el tiempo descoloro que hasta los ladrillo saltan a la vista y nadie nota la diferencia, va cambiando, quizás el tiempo probo que el comunismo y el socialismo son buenos para los que ostentan el poder, porque hasta los mismos defensores de ellos son sus víctimas, victimas que mas por miedo a la vida y al trabajo se entregan al odio sin mirar mas allá de dolor de las limitaciones, pese a todo y sobre todo pese a los cubanos un día será diferente a ayer y llenos de sorpresas se tendrá que recrear los caminos abandonados, se tendrán que mejorar las sendas ya caminadas, quizás primero tendremos que estar sentados mucho tiempo mirándonos las caras y en silencio dejar pasar la furia, la alegría, el dolor y la venganza, dándole paso a la justicia volver a revestir la vieja pared, pintarla nuevamente y como en nuestra niñez verla limpia y fresca, pero sobre todo, mantenerla siempre pintada para que dure y no se repita la historia, donde ponerse viejo sea un evento que todos celebremos y contar mis canas y arrugas, que mi espalda doblada pueda un día apoyarse a la sombra de cualquier árbol cubano y cuando pase un niño me diga; ¡viejo estas cansado? Poderle decir, cansado, pero lleno de ganas.

 

 

 

 

 

Leave a Comment