La Visita de Miami ::: Una mesa llena.

 

 

 UNA MESA LLENA DE INCÓGNITAS: PAYÁ Y YO
Por Lic. María del Carmen Carro (Especial para Nuevo Acción)
Miami, Julio 25 2012

Después de tantos años no ha quedado claro para mi, ¿qué hacia yo en aquella mesa larga teniendo por acompañantes a Héctor Palacios, Osvaldo Alfonso, Elizardo Sánchez, Oswaldo Payá y Mercedes Constantin. Allí estábamos, sentados en una mesa larga en casa de Vladimiro Roca. El invitado, un Parlamentario polaco y su traductor.

Me había preparado para la ocasión, llevaba un vestido azul (Nota de N.A.- el mismo que luce la autora en la foto que ilustra este artículo), que como recuerdo de aquel día lo traje dentro del poco equipaje, que me acompañó de mi viaje sin regreso, aun cuando todos me decían- ¡allá vas a tener de todo! Mi vestido azul me recordaba aquel encuentro interesante envuelto en una incógnita intención.

Los años 2000, 2001, 2002, casi definen el liderazgo que habían logrado los grupos llamados de la calle, con los que decidí trabajar como reportera independiente.

Quizás, para el concepto de los que estaban allí sentados, estos grupos no tenían un programa de lucha, ni un Proyecto en particular. Inclusive, muchos habían firmado la iniciativa del Ingeniero Oswaldo Payá Sardiñas. Lo hicieron de una forma respetuosa y estimulando una propuesta más de la Oposición Interna. Muchos de estos hombres “de a pie” estaban en las cárceles ya por aquellos años.

Al llegar, Payá me observa y su observación no pasa desapercibida para mí. El quería quizás conocer mas de cerca a la periodista que le “sacaba sables y lo retaba constantemente con trabajos bajo estos títulos y que se encuentran en el sitio Cuba Free Press.

-¿POR QUÉ JURAN DELEGADOS COMUNISTAS FRENTE AL PADRE FELIX VARELA?

TRAER AL PADRE VARELA A NUESTROS PENSAMIENTOS.

¡Y TODO GRACIAS AL PROYECTO VARELA!

CONSTITUCIÓN DE 1976, SU ORIGINILIDAD SOCIALISTA.

CALIFICAN DE “VIRUS LA CONSTITUCIÓN SOCIALISTA DE 1976.

(Este fue un reportaje sobre un debate donde participó Orlando Zapata Tamayo, quien con otros dos opositores calificaron la Constitución de 1976 de ‘virus sociocomunista”.

Todos los presentes conocían que la Constantino y yo no apoyábamos el Proyecto Varela ¿Por qué nos invitaron entonces? Nunca comprendimos el -¿por qué?

Al comenzar la reunión y luego de unas palabras iniciales de Elizardo Sánchez, Oswaldo Payá presentó su Proyecto Varela y señaló el trabajo que realizaban en la recogida de firmas los gestores de esta iniciativa ciudadana.

Muy solemnes escuchábamos la explicación de Payá. Yo sabía que estaba en “remojo” y Mercedes me tocaba constantemente con los pies y me daba las fotos de Biscet, y otros opositores que estaban en prisión y que tenían otras proyecciones.

Levanté mi mano decidida a mostrar las fotos y Osvaldo Alfonso me hizo señas. No entendí nada. Mercedes continuaba pellizcándome y de pronto decidida pedí mostrar los grupos de desobediencia civil. La negativa fue general.

Volví a ponerme de pie y entonces pedí la palabra, pero esta vez no me dirigí a ellos. Lo hice directamente y en ruso al parlamentario polaco. Yo creo que todos se indignaron, menos Payá.

Al terminar la reunión, Payá se sentó a mi lado y me dijo:

Me sorprendistes. No sabía que hablabas tan bien el idioma ruso. “Fue amable” y receptivo ante mis críticas que fueron fuertes hacia el Proyecto Varela.

Él me escuchó, y comenzó a explicarme porque el Movimiento que el lideraba se llama. Movimiento Cristiano de Liberación. Y me decia, “Liberación” que salga primero desde el interior. Comprendí que estaba ante un hombre que partía como yo siempre defendí –“desde el interior hacia el exterior”.

Payá demostró tener una gran asimilación para escuchar, y para el análisis.

“Yo no te ataco personalmente”,- le repliqué. –“Yo hago el periodismo, que otros cómodamente han rehusado hacer.” _”Hay grupos que no apoyan el Proyecto Varela”.-“Y, eso también hay que cubrirlo como noticias.

Ya de despedida en la entrada de la casa de Vladimiro Roca, él se viró y me dio un abrazo. Yo le agradecí y de inmediato comenzaron las cámaras y los flashes de las cámaras escondidas de la Seguridad del Estado a funcionar.

Otros, del grupo dijeron textualmente.- “Es muy valiente”. “Defendió sus grupos.”

Yo continué mi periodismo con los grupos de la calle. Y en cada oportunidad, escribí sobre las contradicciones del Proyecto Varela.

En esa ocasión él me dijo.- “Recuerda que tú y yo fuimos acusados el mismo día por Castro. (Se refería al 1 de noviembre de 1999).Yo lo interpreté como un recordatorio que son más las proyecciones que nos unen que las que desunen.

El tiempo en el quehacer opositor transcurre rápido. Los días están llenos de sorpresas. Yo viví intensamente cada minuto de entrega a ese periodismo. Llegaron los días de la Primavera Negra. Todos sin dudas íbamos a ser encarcelados. Se rompieron las barreras, nos llamábamos-¿ a quién conoces que se llevaron? Y así, si dejaba de contestar alguno al teléfono concluíamos que estaba ya preso.

Pero, a Castro se le presentaron sorpresas, dentro de ellas, el secuestro de una avioneta desde Isla de Pinos, donde un pasajero decía que haría explotar la nave aérea si no lo dejaban tomar rumbo a Miami. Incidente en el que hasta James Cason tuvo que intervenir.

Y el hecho que lo paralizó todo….la ejecución de los tres jóvenes de la raza negra. El fusilamiento, (catalogado de brutal) de estos tres jóvenes en muy poco tiempo, todo lo detuvo.

Payá y otros no fuimos a prisión, nuestras casas fueron rodeadas por largo tiempo, quizás en espera de la orden del “comandante” de continuar.

Payá estaba preocupado por todos. Los que eran gestores del Proyecto Varela y los que no lo eran. Fueron sin dudas momentos de mucha unión, sin distinciones.

Hoy ya no discutimos, estamos en el destierro y nos buscamos. Estamos lejos de la Patria, pero no de los que quedaron es sus puestos de lucha.

La muerte de Payá. La lamentable muerte del líder de Liberación es sin dudas un hecho para recordar.

Y al recordar a Oswaldo Paya, que tanto me hizo estudiar la Constitución del 76, me llegan a mi memoria sus disposiciones contestatarias. A raíz de la acusación que nos hizo Castro, a Payá le prohíben salir de su hogar y el responde a los gendarmes de la policía política: – “ustedes me llevan detenido, pero no permito que conviertan mi casa en un Cuartel”.

Que sirva este ejemplo, para los que se autoimpiden luchar por la causa opositora

Si fue o no, un accidente, ya algún día saldrán las grandes verdades. Les anticipo que las investigaciones por accidente de tránsito en Cuba hay veces llevan hasta mas de un año.

Y esto lo conozco por la experiencia dolorosa que sufrí con mi propia madre. Que después de abandonarla en el pavimento, el chofer se dio a la fuga. Mi madre falleció. Y aun después de muerta la citaban para los Tribunales.

Esperemos de todo. Lo cierto que dos cubanos patriotas se han perdido. Y con ellos vayan nuestras oraciones. Y mis condolencias para familiares y Varelistas.
 

 

Los invitamos a escuchar: Radio Cuba Libre Internacional.

 

Leave a Comment